Colegas no se cuantas pajas me habré echo ya viendo a estas pedazo de tías tetonas, lo que si tengo claro es que las cabronas están buenísimas y que me encantaría poder follármelas a lo bestia y meterle toda la polla por los coños hasta el fondo y pegarles cuatro lechazos en esas caritas tan bonitas que tienen.

Lo que viene sucediendo en esta galería es que una de estas putitas baratas estaba en casa aburrida y le ha pegado un telefonazo a su amiga del alma, con la cual comparte algo mas que la ropa interior, también comparten tardes y noches de pasión en las que se comen el coño como si hubiese mañana y encima juegan con pollas de plástico hasta lograr correrse, si amigos lo se, es un verdadero desperdicio que sean lesbianas.

404