Ya no se libra de la homosexualidad ni la clase alta de la sociedad si no que se lo digan a estas dos señoritas que son ya maduritas pero que les encanta la marcha y tienen ganas de hacer grandes cosas juntas como comerse a besos y caldear el ambiente a tope.

Así que nada mejor que tocarse el cuerpo entero la una a la otra y desnudarse enteras para que las dos acaben comiéndose el coño de una manera bestial, claro esta, que entre eso y las masturbaciones que se hacen las dos acaban corriéndose enteritas por todos sitios, hay que joderse tantas ricachonas y encima lesbianas, todo un desperdicio.

404