Me voy a cagar en la puta es increíble lo que nos paso a mi colega y a mi, un día decidimos quedar para tomar unas buenas copas porque hacia tiempo que no nos veíamos y fuimos cada uno acompañado de nuestras novias, y las muy perras se hicieron tan amigas que quedaban a solas para hacer se supone “cosas de tías” en las que nosotros no pintábamos nada.

Claro que no pintábamos nada y todo era debido a que en realidad las dos empezaron a notar que se gustaban mutuamente y quisieron probar esa condición sexual, vamos que se pegaron una buena panza de follar a lo lesbico y encima las cabronas han acabado saliendo juntas y se han declarado novias, mi colega y yo no podemos dar crédito a lo que nos ha pasado, parece una jodida cámara oculta.

404